Carne de Fieras. El cine anarquista al inicio de la Guerra Civil

Carne de fieras es una de las pelí­culas más insólitas de la historia del cine español. Comenzada a rodar  en el Madrid de 1936, justo en las ví­speras del estallido de la Guerra Civil, tiene en su haber ser la primera producción cinematográfica de carácter comercial que muestra un desnudo femenino. Y la escena no puede ser más sobrecogedora,  acompañada de una hipnótica melodí­a, la artista de origen francés  Marlene Grey baila semidesnuda en el interior de una jaula donde la esperan agazapados varios hambrientos leones.

carne-de-fieras-2

Dirigida por el cineasta anarquista Armand Guerra, que también interpreta el papel de uno de los personajes de la trama, fue rodada a toda prisa sufriendo a la par las limitaciones que imponí­a el inicio de la contienda y las ansias del propio director por acudir al frente con sus compañeros libertarios para dar testimonio de los combates contra los militares alzados.

A lo largo del metraje nos encontraremos con sorprendentes escenas de milicianos armados que saludan a la cámara puño en alto o coches pintados con insignias de la CNT-FAI u otras organizaciones, que reflejan el devenir del Madrid de los primeros dí­as de la guerra. Tras la instauración de la dictadura franquista Carne de Fieras se convertirá en un film maldito del que se pierde su pista no siendo recuperado hasta el verano de 1991.

foto-de-rodaje

Para comprender las circunstancias que rodean a Carne de Fieras y los personajes que la habitan, desde Radio Onda Expansiva hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Alfonso Domingo, autor de la novela El enigma de Tina. La deslumbrante y misteriosa vida de la vedette Tina de Jarque, una de las actrices principales de la pelí­cula, que también tendrá un trágico final,  con quien analizamos esta rara avis de la cinematografí­a ibérica.