Hablando de infancia explotada

Los hechos delictivos en sí­ no son el único factor que explica el encierro, sino que son consecuencia a su vez de otros múltiples factores como son la marginación, la exclusión o la pobreza, es decir, las condiciones sociales y familiares, o simplemente una sociedad de consumo que confunde las necesidades básicas para la vida con otras que no lo son. Tendemos a señalar el delito y culpabilizar a los «criminales». Lo que nunca hacemos es plantearnos por qué las cárceles y los centros de menores están plagados de gente pobre y con problemas. En esta charla a parte de hablar sobre los jóvenes marginados, se hablará del trabajo que se está haciendo con ellos, de una manera más natural y directa, obviando la solución de los que mandan, el encierro.

chavales

«Niñxs marginadxs, ¿respecto a qué? ¿Hasta dónde? ¿Por qué el 100% de lxs menores encerradxs en centros de reforma proceden de familias extremadamente pobres e indefensas y por qué las cárceles de jóvenes albergan idéntica población?». Extraí­do de «Cachorros de nadie», de Martí­nez Reguera.

Una charla impartida por Enrique Martí­nez Reguera, Saltando Charcos y Funación Raí­ces